Verdades que las mujeres, por hipócritas, no les decimos a los hombres.

viernes, 18 de julio de 2014

Quizás lo que te hace falta es una muñeca inflable


Lars es un hombre que acepta las invitaciones que le hace su cuñada sólo para lo deje en paz. Luego, evita el compromiso o huye de este tan pronto como puede. Él sabe bien que las relaciones personales son complicadas y demandantes, por eso en cuanto se entera de que la mujer perfecta existe y está hecha de látex comienza a decidir cuáles serán sus medidas, cuál el color de su pelo, cuál el de sus ojos y también cómo será su historia.

Una película que comienza de un modo lento y enigmático se abre con inteligencia y sensibilidad para revelar la utilidad que puede tener una muñeca sexual en un proceso de desarrollo individual.

Las situaciones, en apariencia absurdas, de Lars and the real girl (2007) descubren traumas, neurosis y prejuicios que la mayoría de las veces preferimos ocultar, creyendo que así los demás, familiares y desconocidos, nos amarán más y mejor.

El papel que juega la comunidad en esta historia me hizo fantasear con un mundo distinto, uno en el que la diferencia se respeta y se acoge para que el otro pueda crecer al ritmo que necesita y cuando le hace falta, al tiempo que transforma al grupo al que pertenece.

miércoles, 9 de julio de 2014

Su cetro es una llave inglesa

Si crees que las únicas mujeres capaces de robar la atención de los hombres son las que, inmóviles, los miran desde de un calendario al tiempo que visten pequeños trozos de tela, entonces no sabes quién es Kathryn DiMaria. 

Mientras sigo trabajando en una definición, en una historia que ilustre bien cómo es una mujer jedi me encuentro con esta mujer maravillosa que sin siquiera cuestionar los estereotipos de género decide dedicarse a lo que ama, porque sí, porque le apetece y porque puede.

En el video dice que tiene 14 años y que dedica su tiempo libre a construir un Fiero porque quiere tenerlo listo para cuando cumpla 16.

Muchas personas no tienen idea de lo que quieren hacer con su vida y eso está bien, sin embargo son las mismas que no pueden evitar sentirse cuestionadas cuando conocen a individuos como Kathryn, que, motivada por la forma en que se verá su obra cuando la termine, se dedica a lijar, apretar tornillos y cambiar el aceite de su pequeño engendro, ese que va ganando forma gracias a las donaciones en especie de muchos desconocidos que  conocen su historia.

A mí me cuesta ver la belleza en una máquina, me parecen hermosas las plantas y los pájaros, percibo la emoción en una pintura y admiro la precisión con la que juega Federer, pero también soy capaz de reconocer el carácter único de personas como Kathryn DiMaria, vidas como la suya me emocionan. No tengo duda de que ella, además de ser una mujer jedi es un ser humano excepcional.

viernes, 4 de julio de 2014

Varonil y delicado

"Los hombres tienen letra fea y las mujeres tienen letra bonita" sobre todo si fueron a un colegio de monjas, es una frase que sólo deja entrever otro prejuicio, otra idea preconcebida acerca de lo que se supone debe ser un hombre o de cómo debe comportarse esta mujer.

A partir de mi recién descubierto interés por el arte de hacer composiciones bonitas a partir de recortes y el arte de la letra hecha a mano, encontré este video en donde un hombre con una apariencia muy masculina muestra cómo dibujar letras con habilidad sorprendente y curvas voluptuosas.

Así que no, no es necesario ser brusco o rudo para ser varonil.

martes, 1 de julio de 2014

¿Qué le preguntarías a una sexóloga?

El jueves de esta semana entrevistaré a una sexóloga y luego publicaré las preguntas y las respuestas aquí, por lo tanto si hay algo que quieras saber y no tienes una sexóloga a mano para preguntárselo cuéntamelo para poder llevarle el mensaje.

Escribe tus dudas en la sección de comentarios o envía un correo a lady_latiaran [arroba] yahoo [punto] com