Verdades que las mujeres, por hipócritas, no les decimos a los hombres.

viernes, 25 de enero de 2013

¿Cuáles son tus límites sexuales?

Alguna vez conocí a una rusa con cara de muñeca de porcelana, guerrera, escaladora como gata, flaca, rubia y que olía delicioso. Era la encarnación de mi prueba de heterosexualidad y adivina qué sentí… Nada. Absolutamente nada. Es probable que en el futuro conozca a alguna mujer que me mueva el piso o que al menos me cuestione, mas después de haber conocido a la versión femenina de mi hombre tipo ─que no me como el cuento de los ideales─ lo dudo. No poco.

Tentaciones, dudas, preguntas nacen en todas partes pero dicen que en Sexografías de Gabriela Weiner crecen como pasto en el parque.


Mi primer contacto con el género gonzo, ese que mete al periodista en los calzones de la historia, fue a través de Orsai, la revista.

Le habían encargado algo que visto con mi pudor parecía muy sencillo para alguien que se metió con todo y marido a un bar swinger con tal de escribir una crónica: hacer un seminario para encarar a la muerte.

Esta crónica, la del bar no la de la muerte, es excitante a niveles múltiples y extraños. A diferencia de la autora de Cien cepilladas antes de dormir, Weiner tiene entrenamiento largo y duro con la prosa. Además, como ya di un ejemplo, no escribe sólo de sexo.

Mi recomendación, para crear un buen preámbulo es comenzar leyendo Gurú & familia, que inquieta, abre el apetito y pone la mesa para lo que viene. No todo lo que plantea es pulido y turgente, pero es real, por eso sorprende tanto el final, y la parte penúltima. En fin, no sé si esta historia habrá tenido un “corroborador de hechos”, al mejor estilo de The New Yorker pero si le doy el crédito a Gabriela Weiner, a su estilo ya conocido en círculos literarios y a las fotos publicadas en su blog, pocas dudas me quedan de su veracidad. Por lo tanto si quieres leer un texto con erotismo y calidad Sexografías tiene buena pinta. Aún no lo he leído completo, porque no lo he encontrado para bajarlo, pero si alguien me lo regala en digital o en papel se lo recibo con mucho gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario