Verdades que las mujeres, por hipócritas, no les decimos a los hombres.

viernes, 31 de diciembre de 2010

El privilegio de la desnudez

Los hombres verían más mujeres desnudas si les dijeran más a menudo que las arrugas, las estrías y los gordos no importan. Si les recordaran con sinceridad que verlas sin ropa es un acontecimiento que siempre esperan verían más tetas en vivo.

No propongo  el nudismo como la siguiente tendencia de moda, hablo de la inseguridad que mina las cabezas de tantas viejas, de esas que hacen el amor, cuando lo hacen, con la luz apagada o debajo de las cobijas.

La desnudez en ambientes tranquilos, íntimos, de respeto  y con propósitos definidos eleva la autoestima femenina. En esos contextos es posible aprender que ninguna tragedia ocurre al descubrir la celulitis y la flacidez. Se comprende entonces que los monstruos deformes son demonios creados por la mente.

Un poco así lo aprendí yo después de mi experimento.

---

A partir del 14 de enero comenzaré a publicar quincenalmente. 
Separaré tiempo para leer un libro acerca de diferencias de género que compré hace tiempo. Intentaré traer temas nuevos y leeré sugerencias de ustedes, cuando las escriban.

2 comentarios:

  1. Licuc. Tocas un tema muy sensible para mí. Descreo de la belleza anoréxica y bulímica de las modelitos. Me gustan las mujeres de verdad, con su deleitosos gorditos, sus estrías, sutiles huellas de la desmesura y sus arrugas incipientes.

    Infortunadamente esos mounstruos deformes que nos quieren hacer ver las revistas banales son producto de los demonios de Vogue, la liposucción, los cirujanos plásticos, etc.

    ResponderEliminar
  2. Darío si yo que soy flaca siento esa presión por ser perfecta, no me imagino lo que debe ser vivir a través de un cuerpo más "imperfecto".
    Este ejercicio es útil para todas, para ninguna en especial porque te recuerda la belleza genuina.

    ResponderEliminar