Verdades que las mujeres, por hipócritas, no les decimos a los hombres.

viernes, 2 de abril de 2010

A dieta de vegetales

Federico
No sé cómo haces para almorzar en un restaurante vegetariano todos los días.

Sarah
Ay, pero si no tiene nada.

Federico
¿Por la mañana comes jamón o algo así?

Sarah
No.

Federico
¡¿Tampoco?!

Sarah
Bueno, a veces.

Federico
¿Y por las noches?

Sarah
Como muy poquito de noche, entonces casi nunca como carne.

Federico
¿Y tu novio?

Sarah 
¡Imbécil!… Estamos hablando de otro tipo de carne, pero ¿sabes?, a veces he pensado en volverme
vegetariana.

Federico
¿En serio?

Sarah
Sí, ¿qué tiene?

Federico
No te veo en esas.

Sarah
Pues sí, a veces me dan ganas de no volver a comer carne.

Federico
¿Ninguna, ninguna?

Sarah
Ninguna, ninguna.

Federico
No te creo, te gusta mucho la carne como para que quieras dejarla.

Sarah
Pero bueno, eso no importa, si me vuelvo vegetariana aún puedo seguir comiendo pepinos, zanahorias y hasta bananos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario